cerámica andalusí


Elementos decorativos y diseño (y 2)

por Antonio Guerrero ags@ctv.es

 

Antes que nada, y para enlazar con el capítulo anterior, es oportuno recordar que Málaga llegó a ser el centro cerámico más importante del occidente musulmán, y que en sus alfares se produjo una evolución técnica y artística realmente increíble. Sus piezas fueron valoradas, reconocidas y exportadas a toda la cuenca mediterránea.

albarelo andalusí

Albarelo (bote de farmacia) con alafias, invocando la buena suerte, y lámparas maravillosas colgantes

Fue tan importante la revolución que Al Andalus introdujo en la cerámica, que los historiadores han formulado varias hipótesis sobre la influencia de otros países en estos extraordinarios avances, como si dudaran de que estos cambios se hubieran podido producir sólo por el ingenio del pueblo andalusí.

Hay quien defiende que la emigración de artífices alfareros procedentes de Persia, debido a la invasión de los mongoles, fue lo que produjo el gran avance. Otros, en cambio, creen que la cerámica que se elaboraba en Rakka, Siria, y que tuvo gran difusión en toda la zona mediterránea, fue la que influyó sobre la que se realizaba en Málaga. En ambos casos, la enorme distancia que nos separa de estos pueblos hace poco creíble y probable que estas hipótesis puedan ser ciertas.

A los grandes avances técnicos que se produjo en la cerámica andalusí, como fue la creación de la "cuerda seca" y del reflejo metálico -o dorado- que aportaron las sales de cobre, hay que añadir el empleo del esmalte blanco de estaño que servía de fondo a las decoraciones. Sobre la cubriente capa blanca que ocultaba el barro, el azul cobalto se mostraba con una intensidad desconocida, mejorando de manera destacada los pálidos azules turquesa que se conseguían hasta entonces.

 

 


 


candil con mano de Fátima

Candil, en "reflejo metálico", con la mano de Fátima en su parte superior, con la que se deseaba buenos sueños al propietario.

Influido por las creencias religiosas, el diseño y los elementos decorativos de la cerámica andalusí alcanzaron gran originalidad.

Entre ellos aparecen las alafias, grafismos con invocaciones a la buena suerte; la mano de Fátima, símbolo frecuente en la cultura mahometana; las llaves del Paraíso, el Hom o árbol de la vida, que invertido se transforma en una lámpara maravillosa, los atauriques, derivados de las hojas de acanto, y tantos otros.

A nuestra estrella de ocho puntas, empleada de manera reiterada tanto en las decoraciones de piezas de cerámica como en los azulejos, se une ocasionalmente la estrella de seis puntas, fusión del triángulo viril, con el vértice hacia arriba y el triángulo femenino con el vértice hacia abajo.

Los elementos decorativos de la cerámica andalusí, de evidente carácter mahometano, fueron perfectamente admitidos por los pueblos cristianos y repetidos durante siglos por los artesanos de diferentes regiones. Manises, en cierta medida heredera y sucesora de la cerámica que se producía en Málaga, produjo ejemplares de gran calidad y belleza, hasta el extremo de que existe dificultad para poder adjudicar con certeza la procedencia de algunas piezas de cerámica.

En otros lugares, como en Teruel, también se han encontrado ejemplares que responden a los patrones decorativos de la cerámica andalusí.

 


plato con árbol de la vida

Plato de Teruel s.XIII-XIV con "árbol de la vida"

En las últimas décadas del siglo XIX, los hermanos Daniel, Guillermo y Germán Zuloaga, tíos del gran pintor Ignacio Zuloaga, participaron en la creación de una fábrica de loza fina, denominada Real Fábrica de la Moncloa. Daniel, que sobrevivió a sus hermanos, realizó bellas piezas de cerámica en las que utilizó, también, elementos que tuvieron su origen en el Al Andalus.

jarrón siglo XIX

Jarrón realizado por Daniel Zuloaga, a finales s.XIX, con árbol de la vida

Lo que menos podían imaginar aquellos humildes alfareros andaluces, es que sus obras -a pesar de la fragilidad del barro- se conservarían durante siglos, y que sus diseños trascenderían a otras culturas y épocas, para acabar siendo conservados en museos de todo el mundo.

jarra con diseños arabizantes

Jarra realizada por Daniel Zuloaga con grafismos "arabizantes" que recuerdan las alafias (finales s.XIX)