Cerámica andalusí. Orígenes y técnicas (I) por Antonio Guerrero

Un repaso desde los inicios de la cerámica andaluza, con las vasijas tartésicas de barro cocido sin elementos decorativos, el aporte de elementos de inspiración cartaginesa, egipcia, griega y romana pintados sobre ella, hasta la evolución soberbia en innovación y refinamiento que emerge del Islam andaluz. A finales del siglo X, se crea en al-Andalus una técnica totalmente original, la denominada "cuerda seca" como variante del vidriado normal y en el reino nazarí se inicia la fabricación de cerámica de "reflejo metálico" que se usará no sólo en la corte granadina, sino que será codiciada por sus vecinos cristianos. Primer capítulo de un tema que examina una de las expresiones artísticas más ricas y variadas de nuestra tierra.

Cerámica andalusí. Elementos decorativos y diseño (y 2)  por Antonio Guerrero

En Al-Andalus se desarrolla una alfarería que aporta al mundo la "cuerda seca" y el reflejo metálico (o dorado), así como el empleo del esmalte blanco de estaño que servía de fondo a las decoraciones. El diseño y los elementos decorativos de la cerámica andalusí -influidos por las creencias religiosas- alcanzaron gran originalidad: alafias, la mano de Fátima, el Hom o árbol de la vida, los atauriques, y la estrella de ocho puntas, andaluza desde sus orígenes probablemente tartésicos. Técnicas y diseños que trascenderían a otras culturas y épocas.

La niñez andaluza de Picasso   por A. Sánchez de la Vaquera

Pablo Ruiz Picasso nació aparentemente muerto y solo reaccionó ante el humo del cigarro que su tío Salvador, médico y jefe del distrito sanitario del puerto de Málaga, le lanzó a la cara y no sería hasta que se fue a París, que empezó a firmar sus telas con el apellido de su madre. A los nueve años ya dibujaba palomas y una corrida de toros, y a los trece, su padre, profesor de dibujo le entregó su propia paleta y sus pinceles para no volver a pintar jamás. Se nos revela en este artículo la infancia de un genio andaluz.

Cerámica sevillana. La cerámica andaluza tras el siglo XVI  por Antonio Guerrero

Al señuelo de las inmensas riquezas que se esperaba obtener del comercio ultramarino, Sevilla atrajo, inmediatamente después del descubrimiento de América, a comerciantes flamencos, alemanes, genoveses, venecianos, etc. que influyeron tanto en la técnica como en el estilo de la cerámica de origen andalusí, que se fabricaba en la ciudad. El estilo renacentista y el azulejo plano pintado de rica y viva policromía, son producto de aquella circunstancia histórica. Antonio Guerrero nos pasea por los últimos cuatrocientos años de la cerámica sevillana.

Velázquez   por Antonio Guerrero

Velázquez, con un buen ganado prestigio de hombre inteligente, culto y prudente, fue cómplice de una gran mentira. Una falsedad absurda e increíble, en la que estuvo involucrado el monarca Felipe IV, e incluso, de alguna forma, el mismo Papa. Así inicia, Antonio Guerrero, su relato sobre el gran pintor nacido en Sevilla en 1599, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, uno de los mayores genios de la pintura de todas las épocas, que remata su artículo contándonosla.

Apperley, un andaluz de Gales   por A. Sánchez de la Vaquera

Atraído por el embrujo de Granada, y por los elementos pictóricos que encuentra en este pueblo, un pintor inglés romántico queda prendado de la mujer andaluza. Las refleja en sus cuadros, a lo Julio Romero de Torres, alternándolas con sus mitológicas diosas rubias. Con una magnífica técnica, plasma a la acuarela a las bellísimas mujeres que le rodean. 

Alicatados y azulejos andaluces  por Antonio Guerrero

Un recorrido por la historia del azulejo. Elemento decorativo frecuentísimo en monumentos, palacios, conventos y patios andaluces. Se inicia con una explicación sobre el verdadero alicatado, y se continúa con las técnicas azulejeras que le sucedieron: cuerda seca, de arista, y plano o pisano. Este último fue el que alcanzó las más altas cotas pictóricas.

Julio Romero de Torres  por Antonio Guerrero

Aunque fue un artista que triunfó en vida como pocos y fue admirado y reconocido por los intelectuales de la Generación del 98, para algunos, actualmente, su pintura resulta folclórica y localista. Pero para otros, ni siquiera eso. Como mucho es el pintor de "la mujer morena", -como decía la copla- y de la figura de adolescente que se reproducía en el reverso de los billetes de 100 pesetas.

Una visita a parte de la obra pictórica de Julio Romero de Torres

Hemos seleccionado diez de sus cuadros. Algunos tan famosos como "La chiquita piconera" último que pudo concluir antes de morir. Julio Romero de Torres pintó con preferencia figuras femeninas. Mujeres morenas, andaluzas, de misteriosa y profunda mirada, algunas de las cuales produjeron un cierto escándalo en su época, debido a su semidesnudez.

Saber mirar "Las Meninas" por Antonio Guerrero

"Las Meninas" el famoso cuadro del genial Velázquez, lo conocemos todos sobradamente y lo hemos visto en infinidad de ocasiones. Pero, posiblemente, no hemos sabido mirar sus detalles principales. El autor de este artículo nos invita a examinarlo juntos. También conoceremos los distintos nombres que ha recibido este lienzo.

Los personajes de "Las Meninas" por A. G.

Como continuación del artículo anterior podremos conocer quiénes son cada uno de los personajes que aparecen retratados en el cuadro de "Las Meninas" y cuales eran sus funciones en palacio. Al mismo tiempo sabremos cuales son las personas que verdaderamente eran meninas y han dado el nombre a esta obra de arte.

Martínez Montañés - Escultor  porAntonio Guerrero

Tanta era la perfección de las tallas que salían de sus manos, que los sevillanos le apodaron el dios de la madera. Hasta el rey Felipe IV le encargó que realizara su busto, destinado a una estatua ecuestre. Velázquez, sobre el que influyó Martínez Montañés, pintó su retrato mientras el escultor modelaba en barro la testa real.

Jesús Crucificado - Comparativa artística  por Antonio Guerrero

Análisis artístico y comparativo entre varias obras de arte que representan crucificados. El Greco, Martínez Montañés, Velázquez, Zurbarán y Goya son examinados y comparadas entre sí. Por ser el arte -esencialmente- fuente de sensaciones, de sugerencias y de sentimientos, se invita al lector para que elabore sus propias conclusiones.

Picasso recrea Las Meninas  por A. Guerrero

¿Qué se pretende conseguir cuando se versiona una de las grandes obras de la pintura universal, como es el cuadro de “Las Meninas”? Nadie puede pensar que con la réplica realizada por el pintor malagueño, éste intentaba mejorar el original. Para Picasso todo pasaba a ser accesorio. Lo principal era la investigación de nuevos lenguajes pictóricos.