Este corredor situado alrededor del patio, está formado por esbeltos arcos y estilizadas ventanas. Al colocar los arcos tan próximos entre sí, Gaudí pudo cubrir este piso sin necesitar de emplear vigas en la parte superior. El techo es el propio suelo del piso situado encima. 

Colegio Teresiano (1888-1889)

Al igual que le había sucedido con la Sagrada Familia, Gaudí se hizo cargo de las obras un colegio y de la casa madre de la orden teresiana en Barcelona, cuando el edificio estaba ya construido hasta la primera planta por un arquitecto o maestro de obras cuyo nombre se desconoce. 

Este "pie forzado" le impuso ciertas restricciones, a las que se unieron la limitación de fondos de la comunidad religiosa y el deseo de representar austeridad, impuesta por la regla de pobreza de la orden. A las  críticas y limitaciones en este sentido del fundador de la orden en Cataluña, Enric d'Ossó i Cervelló, afirman que Gaudí respondió: "Cada uno a lo suyo, padre Enric. Yo a construir y usted a decir misa y rezar"

En esta obra Gaudí introdujo un gran número de elementos decorativos externos y rejas de hierro forjado, tan del gusto del gran arquitecto.

Gaudí dirigió estas obras durante poco tiempo, no llegando a terminar el ni el colegio ni la capilla. Esta última, construida en 1908, fue proyectada por Gabriel Borrell i Cardona, profesor de la Escuela de Arquitectura.

 

 

Dos ejemplos de utilización decorativa del ladrillo por parte de Gaudí, lo que hizo incrementar las facturas de materiales de forma innecesaria, según la comunidad religiosa. Al maestro, la combinación entre las zonas blancas y el color rojizo del ladrillo le sugería ambiente monacal y rústico, adecuado para una orden religiosa.   

Casa Vicens

El Capricho

Finca Güell

Celler Güell
Palacio Güell
Bellesguard
Palacio Episcopal (Astorga)
Casa Botines (León)
Varios